Sobre impagos y cómo protegernos

ProZ.com Translation Article Knowledgebase

Articles about translation and interpreting
Article Categories
Search Articles


Advanced Search
About the Articles Knowledgebase
ProZ.com has created this section with the goals of:

Further enabling knowledge sharing among professionals
Providing resources for the education of clients and translators
Offering an additional channel for promotion of ProZ.com members (as authors)

We invite your participation and feedback concerning this new resource.

More info and discussion >

Article Options
Your Favorite Articles
Recommended Articles
  1. ProZ.com overview and action plan (#1 of 8): Sourcing (ie. jobs / directory)
  2. Getting the most out of ProZ.com: A guide for translators and interpreters
  3. Does Juliet's Rose, by Any Other Name, Smell as Sweet?
  4. The difference between editing and proofreading
  5. El significado de los dichos populares
No recommended articles found.
Popular Authors
  1. Alexandra Goldberg
  2. rumpeb
  3. Jasmina Djordjevic
  4. Veronika B.
  5. Samuel Murray
No popular authors found.

 »  Articles Overview  »  Business of Translation and Interpreting  »  Financial Issues  »  Sobre impagos y cómo protegernos

Sobre impagos y cómo protegernos

By Patricia García González | Published  04/23/2016 | Financial Issues | Not yet recommended
Contact the author
Quicklink: http://wiki.proz.com/doc/4237
Author:
Patricia García González
Italy
English to Spanish translator
Became a member: Sep 15, 2013.
 
View all articles by Patricia García González

See this author's ProZ.com profile
Antes o después todos nos encontramos ante el abismo del reconocimiento del "pago perdido". Existen clientes morosos por definición a los que se les huele desde lejos y otros que, de repente, se quitan la máscara y te dejan ojiplático diciendo "¿Eh?"
Lo que tienen todos en común es la capacidad de tocarnos las narices, de cabrearnos y de gastar dinero, tiempo y paciencia en recordatorios de pago, emails, llamadas telefónicas (en las que notamos cómo nuestro lado zen nos echa un cable para no comernos a alguien por teléfono) y, en el ultimísimo de los extremos, presentarnos de persona en la oficina o mandarle saludos a través de un abogado. Cosa que, aunque no lo sepan muchos, es altamente desagradable.
Visto que ha sucedido - sucede - sucederà...
¿Cómo evitar [otra vez] una situación así?
¡Ojalá tuviese la varita mágica que me resuelve todos estos dolores de cabeza! Por ahora me apoyo en la documentación escrita (órdenes de compra, emails...) y, sobre todo, en la fiabilidad del cliente. Porque preguntar a un colega que ha tenido una mala relación previamente no cuesta ni la mitad que lo que te va a cobrar un abogado...
Yo, a título personal, soy muy amiga de hacerme enviar la PO, el documento de contratación "oficial" de un servicio. De hecho, conseguí entender su importancia cuando, habiendo pedido que me enviasen una (y habiendo ya recibido el texto), el cliente desapareció, para asomar después de dos días diciendo "no te puedo enviar la PO que se lo hemos encargado a otro colega tuyo, pero la persona que se lo ha enviado se olvidó (¿se olvidó?) de decírmelo y por eso te enviamos a ti también el texto". Pues sí que es graaaaande la empresa que no pueden ni decidir juntitos a quién le iban a mandar el texto...

En relación a la fiabilidad, me apoyo mucho en el LWA de Proz.com, ya que las veces que me he puesto en contacto con colegas por este asunto he recibido respuestas concisas y claras (lo que andaba buscando, vaya) sin dejar de ser educados. Así que yo intento hacer lo mismo con quien me pregunta algo.
Otra cosa que me huele a chamusquina son los correos electrónicos gratuitos enviados a nombre de una empresa (normalmente se venden como mega empresas multinacionales e hiper estelares, pero para tener un correo electrónico de empresa no, ¿no?... y se presentan con un número de teléfono ¿¡móvil!?)
En fin, mi madre siempre me ha dicho que si la cosa apesta, seguramente es... pues eso.

En el caso de clientes directos, el pago lo pido por adelantado, o en cualquier caso un antícipo que no me obligue a pagarme el abogado directamente de mis ahorros, que no tengo ganas.

Luego están las listas de morosos, que en cada país funcionan de una manera distinta, pero vamos, que si son morosos, están en ellas bien escritos.

¿Cómo recuperar mi dinero?

Yo me baso en los documentos escritos porque, por desgracia, "las palabras se las lleva el viento" y, aunque un contrato verbal es vinculante, también está quien defiende que donde dijo Digo, digo Diego...
Yo me apoyo en un abogado de confianza, que no me cobra demasiado y que prepara unas cartas la mar de educadas a las que me han siempre respondido con excusas (sobre todo surrealistas, porque parece ser que los abogados invitan a ello) que en breve me habrían pagado. Y oiga, por ahora a mí, me funciona...
Porque para desahogar mi frustración por no haber cobrado, ya me ocupo yo solita en Proz.com...


Copyright © ProZ.com, 1999-2019. All rights reserved.
Comments on this article

Knowledgebase Contributions Related to this Article
  • No contributions found.
     
Want to contribute to the article knowledgebase? Join ProZ.com.


Articles are copyright © ProZ.com, 1999-2019, except where otherwise indicated. All rights reserved.
Content may not be republished without the consent of ProZ.com.




Your current localization setting

English

Select a language

All of ProZ.com
  • All of ProZ.com
  • Term search
  • Jobs
  • Forums
  • Multiple search